Search
  • viveuniverso

El Destino de nuestro universo - big rip

El modelo estándar cosmológico aceptado actualmente, nos dice que vivimos en un Universo en expansión debido a la presencia de la llamada energía oscura. Esta energía genera una fuerza repulsiva que tiende a separar las grandes estructuras, principalmente galaxias, que conforman todo nuestro Universo. Hasta ahora, se pensaba que en el fenómeno de expansión, la densidad de energía oscura se mantenía constante, es decir, para un determinado volumen teníamos siempre la misma cantidad de energía oscura. De alguna manera, esta energía se iría creando a la vez que el Universo aumenta de tamaño. Por contra, la densidad de materia ordinaria y oscura iría disminuyendo con el tiempo, al ir aumentando el volumen del Cosmos. La consecuencia de todo esto es que la expansión se iría acelerando al pasar los años, al haber cada vez más energía oscura, repulsiva, que materia atractiva. Con el discurrir del tiempo, las galaxias se alejarían a la velocidad de la luz, por lo que nuestro Universo observado sería cada vez más limitado.

Sin embargo, publicaciones recientes basadas en la observación de cuásares, sugieren no ya que la densidad de energía oscura se mantenga constante, sino que aumenta con el tiempo. En este escenario, no sólo las galaxias se alejarían unas de otras, sino que las propias estrellas se separarían entre sí, dejando de formar estructuras galácticas. Más aún, esta incontrolable energía oscura, acabaría separando los átomos que forman los objetos, antes de que las propias partículas subatómicas acabaran por desgarrarse de los átomos, dando lugar a un mar de radiación sin ningún tipo de contacto, ni relación causal. Es lo que llamamos el Gran Desgarro ( Big Rip ) y supondría el final de nuestro Universo.


Si en esa época hubiese algún ser humano sobre la Tierra o sobre algún planeta alternativo, unos 60 millones de años antes del fin del mundo, todas las estrellas desaparecerían de su vista. Tres meses antes del final, el resto del sistema solar también desaparecería de su vida. Unos 30 minutos antes, también se esfumaría el planeta donde habitara y unos 0.0000000000000000001 segundos antes de que todo acabara, los propios átomos que conforman su cuerpo físico, se desgajarían y tomarían caminos opuestos, alejándose a la velocidad de la luz..

¿ Cuando ocurrirá todo esto ? Depende de lo acelerada que sea esta expansión. Evidentemente, parece que es algo que no ocurrirá a corto plazo en una escala humana, pero, con los datos que manejamos a día de hoy, sabemos que ocurrirá.

En nuestras manos está que este proceso natural e inevitable, pero aún lejano, siga su curso y que nosotros, como seres humanos, no pongamos en peligro con nuestras propias acciones, nuestra supervivencia como especie. Todo ha de acabar, el ser humano, el planeta Tierra, el Sol e incluso, el Universo, pero creo que merece la pena prolongar todo lo que podamos, esto tan milagroso e increíble que llamamos vida, desde el agradecimiento y en armonía con esta energía expansiva y creadora del Universo que nos acoge.

30 views